Ganoderma Lúcidum

martes, 6 de junio de 2017

La hora del café




CUÁL ES LA MEJOR HORA DEL DÍA PARA TOMAR CAFÉ

¿Cuál es el mejor momento para beber café? Para disfrutar de sus propiedades estimulantes, existen horas del día determinadas que son más aconsejables para tomar café. Descubre cuáles son.
Sin embargo, ¿cuánto de cierto hay en esto? Steven Miller, el cerebro detrás del blog Neuroscience DC, especialista en cronofarmacología, la disciplina que analiza la interacción entre los distintos ritmos biológicos del cuerpo humano y los fármacos.
El organismo cuenta con varias referencias temporales para guiar las necesidades o los estímulos a lo largo de las 24 horas: el ritmo circadiano determina los hábitos de sueño, el ritmo ultradiano es el que pide descansar cada 90 minutos y el ritmo del cortisol, tristemente conocida como la “hormona del estrés”, es el encargado de regular el nivel de alerta. Miller considera que la cafeína, el principio activo del café, debe ser incorporada teniendo en cuenta esos relojes internos para generar un efecto positivo que no de lugar a trastornos o desbarajustes.


Por qué no es bueno beber café después de levantarnos, la realidad es que se trata de una práctica errónea. ¿Por qué? Muy sencillo: por las mañanas, sobre todo entre las 8 y las 9 de la mañana, la hormona cortisol se encuentra en los picos más elevados, de manera que al levantarnos ya tenemos suficiente estimulación gracias a la acción de esta hormona natural.

Entonces, ¿cuál es el mejor momento del día para beber mi taza de café?
A.   9:30 - 11:30 horas
B.   13.00 – 17.00 horas

Esto es debido a que, aunque el cortisol se encuentra en los niveles más elevados entre las 8 y las 9 de la mañana, también a lo largo del día se producen algunos picos de esta hormona considerados como secundarios: surgen sobre todo entre las 12 y las 13 horas del mediodía, y entre las 17:30 y las 18:30 horas.

Ritual Ancestral: Un grupo de enfermeras tomando una taza
de café, comentando las últimas noticias del mundo, del mismo hospital 
y los avatares de la vida misma.


¿QUÉ PASA CON LAS BEBIDAS ENERGIZANTES?

Si buscan consuelo y energía en las conocidas latitas de colores, un estudio publicado en el Nutrition Reviews Journal descartó que éstas sean más efectivas que el café para sacarnos del cansancio.

No hay evidencia suficiente para determinar que taurina, guaraná, ginseng, vitamina B y demás componentes comunes en los energizantes contribuyan a prolongar el rendimiento cognitivo o físico.
Adivinen: ¿cuál es el único ingrediente efectivo dentro de la fórmula de estas bebidas? Sí, la cafeína. Otro punto a considerar, aún más controversial, es la cantidad de psicoactivo que contienen (algunas marcas tienen hasta 10 veces más cafeína que una taza de café regular).

Por lo tanto, si están faltos de combustible, no duden en recurrir al café, pero tengan cuidado con el horario y sus respectivos ritmos corporales a la hora de solicitar sus servicios energéticos.

Referencias:
1.     Debono M, Ghobadi C, Rostami-Hodjegan A, Huatan H, Campbell MJ, Newell-Price J, Darzy K, Merke DP, Arlt W, & Ross RJ (2009). Modified-release hydrocortisone to provide circadian cortisol profiles. The Journal of clinical endocrinology and metabolism, 94 (5), 1548-54 PMID:19223520


2.     Inouye, S.T., y Kawamura, H. (1979). Persistence of circadian rhythmicity in a mammalian hypothalamic "island" containing the suprachiasmatic nucleus Proceedings of the National Academy of Sciences of the United States of America DOI: 10.1073/pnas.76.11.5962

domingo, 6 de marzo de 2016

Ganoderma Lúcidum Propiedades


Ganoderma lúcidum



GANODERMA LUCIDUM

El Ganoderma lucidum* es un hongo Basidiomiceto conocido y consumido en Asia, desde hace más de tres mil años, para mantener la vitalidad del organismo y de ese modo promover el antienvejecimiento y la longevidad del individuo. También se le atribuían numerosos efectos beneficiosos tanto en el campo preventivo como curativo en gran número de enfermedades. Todas sus propiedades fueron recogidas en la literatura desde los tiempos de la dinastía Ming (1368-1644). Gracias al Compendio de Material Médico editado por el renombrado médico de su tiempo Li Shi Zhen, que posteriormente fue traducido al japonés, inglés, francés, alemán ruso, e incluso al latín, su conocimiento ha llegado a nuestros días y ha servido para orientar en la investigación científica occidental que, desde finales de los años 90 hasta nuestros días, viene creciendo en modo exponencial.

 Era considerado como el hongo de los emperadores o reyes y por extensión a la nobleza, debido a que sólo se podía obtener recolectando los que crecían de modo espontáneo en los bosques, por lo que la producción era limitada y no alcanzaba a la mayor parte de la población.

* (Reishi en japonés; Lingzhi en chino)


 HABITAT.

 El Ganoderma lucidum crece espontáneamente en algunos tocones y algunas bases de los árboles viejos. Se puede encontrar principalmente en los bosques húmedos de Asia y también en bosques pluviosos de países templados. Como puede colegirse las cantidades que pueden recolectarse son tan pequeñas que impiden el consumo masivo por parte de la población.

 A partir del año 1971 en Asia (China principalmente) se aprendió a  cultivar el hongo en plantaciones al aire libre, o cubiertas. Lo que permitió, que a medida que se extendían los cultivos, su utilización fuera expansionándose paulatinamente desde el continente Asiático a Occidente.

COMPOSICIÓN.

 El Ganoderma lucidum es uno de los productos naturales con más ricos y múltiples componentes. Lo que le transforma en una de las sustancias bioactivas más potentes de la naturaleza [con mucha probabilidad la más potente y diversa].

 Se han aislado en el Ganoderma lucidum más de 100 distintos triterpenos oxigenados (como el ácido ganodérico, el lucidumol B, ganodermanondiol y el ácido alfa ganolucídico), betaglucanos, polisacáridos y poliglucopéptidos, ácidos grasos, adenosina, esteroles, alcaloides biológicos, aminoácidos polipeptídicos, derivados furánicos, superoxidodismutasa, vitaminas (B1, C, D, E) y minerales (germanio, magnesio, potasio, selenio).  Todavía continúan aislándose elementos responsables de nuevas propiedades o de potenciar las que ya se conocían.
Toda esta composición del Ganoderma lucidum es lo que ha conducido a denominarlo como Una potente biofactoría (Curr Pharm Biotechnol 2009; 10: 717-742).

ACCIONES.

 Gran parte de las funciones del Ganoderma lucidum se deben a su potencia antioxidante, que radica principalmente en sus triterpenos y en sus polisacáridos. Recientemente se han hallado sustancias con esta acción exclusivas del Ganoderma, como Betaglucanos de bajo peso molecular, Glucopéptido PYG, la Sacchaquitina, Ganodermósidos C y D y otros.
Como consecuencia de este alto poder antioxidante, interviene o puede intervenir beneficiosamente en aquellas entidades en los que el estrés oxidativo juega un importantísimo papel, como ocurre en los procesos:

 – Cardiovasculares (hipertensión, arteriosclerosis.)

- Neurológicos (Enf. Alzheimer, Parkinson, Huntington…)

- Endocrino-metabólicas (Diabetes, obesidad, trastornos del colesterol)

- Inflamatorios (artritis, hepatitis)

- Inflamatorias intestinales

- Envejecimiento y enfermedades asociadas

- Enfermedades oncológicas (cancerosas)

- Daño producidos por radiaciones o productos químicos

 Todas estas variadas y múltiples acciones del Ganoderma Lucidum que, de manera superficial, podrían interpretarse como derivadas de una sustancia milagro se desvanecen en el momento en que se recapacita en que en su gran mayoría están relacionadas con aquellos fenómenos biológicos relacionados con la OXIDACIÓN (estrés oxidativo).

 Otras funciones son debidas a otros componentes del Ganoderma que no están relacionados con la oxidación, pero también ejercen efectos beneficiosos en algunas entidades patológicas.

 Aparte de la acción potencialmente beneficiosa sobre las entidades referidas anteriormente, los resultados más relevantes son el estímulo de la inmunidad y la regulación del sistema inmunitario, y propiciar de modo directo e indirecto el antienvejecimiento.
 El Ganoderma lucidum ha mostrado en estudios básicos, in Vitro, en experimentación animal y en humanos, propiedades antitumorales a través de muy diversos mecanismos, no todos relacionados directamente con el estrés oxidativo. También puede proteger sobre los efectos nocivos originados por la quimioterapia o radioterapia. Aunque todavía no está dilucidada del todo la acción antineoplásica del Ganoderma en seres humanos, en lo concerniente la respuesta y la supervivencia, cuando se acompaña a tratamientos médicos estándar “La utilización del Ganoderma lucidum (Reishi), puede considerarse juiciosa y acertada, sobre todo tras una evaluación sensata de la relación coste beneficio y la decisión del paciente. Futuros estudios deberían prestar especial interés en mejorar la calidad metodológica, poniendo énfasis en el efecto del Ganoderma lucidum sobre la supervivencia.”  [Cochrane Database Systemic Review, junio 2012].



MODOS DE PREPARACIÓN Y CONSUMO HUMANO.

 Como no puede ser de otra manera el modo de preparación incide directamente sobre la intensidad de las acciones, tanto por el tipo de componentes que están disponibles por el organismo, como por la cantidad de sustancias que se ingieren en cada toma.

 Consumo directo del hongo. Las características organolépticas no lo hacen muy adecuado para la ingestión directa porque es un hongo bastante amargo. Suele prepararse en cocción con agua. En Occidente no existe esta costumbre.

 Hongo pulverizado y encapsulado. Se realiza de modo industrial y se supone que con las debidas condiciones higiénicas y de mantenimiento. Su efecto es mayor que la ingesta directa del hongo.

 Extracto o concentrado de hongo. Requiere un mayor procedimiento industrial, para que no se inactive una vez encapsulado. Posee mucha mayor potencia que la que se obtiene con la simple pulverización.

 Extractos acuosos o alcohólicos del hongo. Suelen utilizarse en trabajos de experimentación in Vitro o con animales.

Polvo de esporas. Las esporas de los hongos son las responsables de la reproducción de éstos. Se encuentran ubicadas en el sombrero, o copa, y se esparcen por la tierra cuando están maduras. Las del Ganoderma lucidum están dotadas de una doble membrana que le confiere dos importantes particularidades; la científica y la biológica. La primera porque dificulta el estudio científico, la segunda porque se absorben mal por el intestino. En consecuencia, las membranas deben ser fracturadas en condiciones adecuadas para que no se inactive el polvo obtenido una vez rotas.

El polvo de esporas obtenido tras una correcta manipulación industrial posee más cantidad de principios activos, algunos de ellos exclusivos (no se encuentran en otras partes del hongo). Este polvo muestra una mayor actividad biológica de todos los preparados del hongo. Los triterpenos son sus componentes fundamentales También es rico en polisacáridos [responsables de las más importantes acciones biológicas del Ganoderma lucidum] y alguno de ellos (β-d-glucano) solo se encuentra en él. También contiene ácidos grasos, propios y específicos, no presentes en otras partes del hongo, que han mostrado importante acción antineoplásica. Asimismo, se han aislado nuevos ergosteroles con propiedades antienvejecimiento similares a las acciones del reverastrol.

Por último: Tras las múltiples consultas remitidas a nuestro correo, resulta imprescindible realizar algunas precisiones sobre los preparados de café-ganoderma u otras asociaciones parecidas. No se encuentra en la literatura científica ningún trabajo, experimental, in Vitro, in Vivo, sobre líneas celulares, ni en personas. Sin entrar en otro tipo de consideraciones que no sean científicas, lo que se expone en esta página sobre el Ganoderma lucidum, no se puede extrapolar a estas mezclas. En el caso de que se pretendiera consumo de Ganoderma lucidum como adyuvante a determinados procesos patológicos, la cantidad requerida podría ocasionar efectos indeseables debidos a la cafeína.


Fraternalmente
Luis Romero Yahuachi
Aprovecha el momento y AFILIATE  GRATIS AHORA MISMO
mediante el siguiente enlace: